Formación Ver. Decidir. Convencer. – Carmen Lozano López de Haro.

Formación Ver. Decidir. Convencer. Por Carmen Lozano López de Haro.

Los socios de la Asociación de Diseño de Extremadura, DIEX, fuimos invitados a participar en la formación Ver. Decidir. Convencer., formación en técnicas de ventas dentro del programa de impulso a la artesanía extremeña, a través de la Consejería de Economía, Infraestructura, Servicio de Gobierno. No podía decir que no a unas jornadas impartidas por la Escuela de Organización Industrial (E.O.I.), de reconocido prestigio, a la que conocía de cursos anteriores.
Las expectativas se superaron con creces.

“El profesor de los pósits”. La formación fue impartida por Philippe Rouffiac, un personaje tan divertido como profesional, con gran experiencia en la formación a través de métodos de pensamientos visuales tanto a emprendedores como a grandes multinacionales, que junto a su formación como psicólogo conseguía mantenernos muy interesados en la materia y que cada jornada de ocho largas horas se nos pasara volando. Las técnicas que nos trasladaba Philippe consisten en la proyección de las ideas y acciones, en la aplicación de mapas esquemáticos a base de palabras concisas y coloridos posits, con los que tener perspectivas claras, poder realizar análisis de las situaciones y obtener respuestas rápidas para una actuación eficaz.

Tras el primer día, cogí varios folios A3 y muchos posits de colores y realicé mis propios cuadros. Unos para la valoración de la situación de mi proyecto (firma Carmen López de Haro) y otros tantos para la exposición de proyectos colaborativos mediante planes de acción con los que situar y explicar, a otras personas, las ideas con facilidad.

He aprendido de Philippe gran cantidad de técnicas interesantes, como el hecho de llegar a la raíz de un problema, poner las ideas en balanza para priorizar, escoger o descartar,…etc, pero un gran porcentaje de mi interés por el curso provenía del grupo formado por el alumnado, interesante primeramente por ser personas con inquietud por asistir a formarse y dejar sus talleres para relacionarse y esforzarse en la búsqueda de nuevas formas de comunicación y de comprensión del entorno. Admiro profundamente y, sobre todo, aprendo de los profesionales con negocios con más de veinte años que son capaces de reflexionar y poner esas carencias sobre la mesa. Comenté con ellos que entre empresarios ya establecidos y emprendedores novatos, una de las necesidades que íbamos a cubrir era, mayormente, la de compartir la soledad del empresario individual, la de la persona que se desprende difícilmente de su taller y de los estigmas preestablecidos. Por lo que compartir experiencias, consejos, anécdotas y opiniones era tan gratificante como las técnicas innovadoras que nos aportaría el visual and design thinking.

Por otro lado, como diseñadora y artesana que forma parte de la asociación DIEX, quisiera hacer una pequeña alusión a uno de los hándicaps que llevo viviendo desde que comencé mi formación y que, en este curso, he seguido percibiendo. Echo de menos la puesta en valor del diseño, tanto la utilización del término para un mayor reclamo como el incentivo interno de apostar por el plus que aporta. Para evitar el recelo que existe entre diseñadores y artesanos y la dificultad de un cambio de cultura y para ayudar en la concienciación de la necesidad mutua, me parece interesante la creación de núcleos y puntos de encuentro comunes entre profesiones que, partiendo de que son diferentes, son complementarias. Las alianzas solo pueden traer un mayor beneficio y el éxito de todos.

 

Carmen Lozano

Diseño de moda


//]]>